Aroldis Chapman se ve más cómodo ahora con los Rojos.

GOODYEAR, Arizona – El zurdo cubano de los Rojos, Aroldis Chapman, tiene un nuevo tatuaje en su muñeca izquierda-una pelota con llamas. Debajo de la bola está “105.1 MPH”, lo cual representa la velocidad récord de uno de sus pitcheos que se registró en el radar la temporada pasada.

Chapman, empezando sus segundos entrenamientos con los Rojos, está listo para encarar la temporada del 2011.

“Creo que este año va a ser mucho mejor para mí”, dijo Chapman.

Ese podría ser un pronóstico peligroso para los bateadores contrarios, que mayormente no pudieron alcanzar el veneno en los lanzamientos del joven de 22 años.

En 15 presentaciones como relevista después de su ascenso a Grandes Ligas el 31 de agosto, Chapman tuvo efectividad de 2.03 con 19 ponches en 13.1 entradas, permitiendo nueve hits y otorgando cinco bases por bolas. De manera regular alcanzó las 100 millas por hora en el radar, incluyendo las 105.1 en un partido en septiembre en San Diego.

Hace un año, la interrogante era si Chapman-quien después de desertar de Cuba había firmado un contrato de US$30.25 millones, con un talento crudo y su recta de 100 millas por hora-podía ganarse un puesto en la rotación de Cincinnati. Eso fue antes de que una lesión en la espalda lo frenara un poco.

Este año Chapman tiene un rol definido, que será el encargado de los innings 7 y 8 para prepararle el escenario al cerrador dominicano Francisco Cordero.

“Tengo previsto utilizarlo como el año pasado, y veremos cómo progresa”, dijo el manager de los Rojos, Dusty Baker. “Ahora lo necesitamos más como relevista que como abridor. El hecho de que es zurdo, de que parece estar tirando más strikes, puede que sea más fácil para su brazo relevar ahora.

Antes de que alguien pudiera hacerle la pregunta, Baker descartó de plano la idea de que Chapman podría sustituir a Cordero como taponero.

“No hay controversia con la situación de cerrador”, dijo el piloto. “Sé que todos quieren apurarlo hacia eso, pero tenemos que acostumbrarlo primero a lo que está haciendo (ahora).”

Tampoco hay un plan definido para que Chapman vuelva a ser abridor, papel que desempeñó la temporada pasada en Triple-A Louisville. La rotación de los Rojos es bien profunda, y les hace falta alguien que sustituya al zurdo veterano Arthur Rhodes, quien se fue vía la agencia libre.

Al mantener a Chapman en el bullpen, Cincinnati puede limitar sus innings y también depender de otros zurdos como Bill Bray y posiblemente Dontrelle Willis si necesitan descansar un poco al cubano. El club también pretende no tener que usar a Chapman durante más de un episodio por presentación.

“No vamos a tener que usarlo de más en ese rol”, dijo el coach de pitcheo de los Rojos, Bryan Price. “Entonces, creo que hay varios motivos para no decir cuándo debe abrir juegos. Tenemos mucho pitcheo joven, y veremos en qué dirección van para ver cuál será la necesidad para el 2012.

“Ciertamente, creo que aquí se cree que quisiéramos verlo como abridor en algún momento”, siguió el instructor. “No tenemos idea de qué tenemos (en él) como abridor. Pero llegará ese día.”

Chapman tampoco parece tener prisa para eso.

“Sí, quiero ser abridor, pero no, no pienso en eso”, dijo el lanzallamas. “El trabajo que tengo ahora es ser relevista y ése es el trabajo que voy a hacer. El día que quieran que sea abridor es el día que pensaré en eso.”

Price tendrá a Chapman trabajando en su cambio de velocidad fuera de su rutina normal, ya que no necesitará tanto de ese pitcheo como relevista. El enfoque será mejorar su slider para poder tirarlo más de strike, y de trabajar en su comando general para irse arriba en los conteos.”

“Podría volverse vulnerable si se encuentra trabajando desde abajo en el conteo y los bateadores se sienten lo suficientemente cómodos como para dejar pasar algunos pitcheos”, dijo Price. “Cuando está arriba (en el conteo), no vas a llegar a dos strikes con este muchachos, porque tiene muchas formas de fulminarte.”

Los Rojos se impresionaron con la forma en que Chapman manejó toda la atención sobre él en el 2010.

“Parecía que no le afectaba”, dijo Baker. “Podía ver por qué, con todo lo que ha pasado. Aquí está sin su familia, sin ese apoyo. Es mucho. Imagínate.”

Este año, los Rojos preferirían que la atención no estuviera tanta en la velocidad de sus lanzamientos, sino en los resultados.

“Simple y llanamente queremos que sea exitoso”, dijo Price. “No queremos que se decepcione la gente si te da un inning de 1-2-3 y está entre 93 y 97 (millas por hora). No se trata de un circo en que tire el pitcheo más rápido en la historia.”

Durante el invierno, Baker se pasó una semana en Cuba, lo que el piloto calificó como una excursión diplomática de música jazz. Trató de ponerle mucha atención a los detalles del país, para entender más a su lanzador. También le llevó a Chapman fotos y CD’s.

“Sé que debe extrañar su país, porque es un lugar bonito”, dijo Baker.

“Me puse contento cuando vi eso, porque él estuvo en mi país”, dijo Chapman. “Me trajo cosas que cuando me las enseñó, me pusieron contento y sentimental.”

A Chapman aún le faltan algunas cosas en su adaptación a la vida en Estados Unidos. Chapman se rio al preguntársele si estaba aprendiendo inglés.

“Realmente no”, dijo. “Creo que empezaré pronto.”

Sin embargo, Chapman sí ha disfrutado la comida y la televisión de aquí.

“Antes sólo comía comida cubana. Ahora como de todo”, afirmó. “Veo muchas novelas (en español).”

 

Fuente: mlb.

 

~ by eneascod on 18 February, 2011.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

 
%d bloggers like this: