Kendry Morales pretende estar listo para el Día Inaugural.

TEMPE, Arizona – Un atleta natural sin miedo alguno en un diamante de béisbol, Kendry Morales está convencido de que puede recuperarse de una cirugía en la pierna izquierda y recobrar la forma que lo convirtió en una revelación en el 2009, cuando estuvo entre los líderes de la Liga Americana con 34 jonrones, 108 empujadas y promedio de .306.

El primera base cubano de los Angelinos, igual de realista como lo es confiado en cuanto a sus talentos se refiere, no está seguro cuándo empezará ese proceso.

Al preguntársele el lunes si esperaba estar en el lineup en el Día Inaugural, Morales no quiso ofrecer declaraciones contundentes en el primer día de los entrenamientos de los Angelinos aquí.

“No sé”, contestó.

Morales luego se refirió a la severidad de la fractura en la pierna izquierda que sufrió el pasado 29 de mayo y el proceso largo y a veces tedioso de recuperación después de la cirugía.

“Es la primera vez que he sufrido una lesión de esa magnitud”, dijo Morales. “No fue fácil, pero tampoco fue tan difícil.

“En realidad ya no siento dolor”, continuó. “Pero siento rigidez debido a una falta de flexibilidad. Seguiré entrenando y cuando baje la inflamación, tendré movilidad. Lo primero sería ponerme en plenas condiciones, y luego mantener los números que tuve.”

Dando swings desde ambos lados del plato en la jaula, Morales-quinto en las votaciones para el Jugador Más Valioso de la Liga Americana en el 2009-dijo que no ha experimentado “ningún dolor, para nada”. El mayor obstáculo es correr a toda marcha. El cubano no sabe cuándo podrá hacerlo.”

Morales lleva un mes corriendo poco a poco, moviéndose en un 50%, según él mismo. Según el manager de los Angelinos, Mike Scioscia, el toletero tiene que estar corriendo al 100% para poder jugar.

“Espero estar listo para el Día Inaugural”, dijo Morales. “Quiero estar ahí para el Día Inaugural.

“Me van a poner a jugar cuando esté al 100%”, continuó. “Sé que el béisbol es así. Ya llegarán los resultados. Tengo que seguir trabajando duro y estar listo.”

Morales, de 27 años, se ganó el puesto de primera base titular en el 2009 después de que Mark Teixeira firmara con los Yankees.

Luego de jugar en total de tan sólo 127 partidos en las tres temporadas anteriores, Morales tuvo una gran segunda mitad de la campaña hace dos años por los Angelinos, que fueron a la Serie de Campeonato de la Liga Americana.

También mejoró su defensa en la inicial, con un guante sólido y un brazo fuerte y certero.

Para el 29 de mayo del 2010, Morales bateaba .290 al disparar su undécimo jonrón de la temporada, un cuadrangular con bases llenas que puso su total de empujadas en 39. Dicho batazo de oro puso a celebrar a todos en el Angel Stadium ese día, pero cuando pisó la goma, se fracturó la pierna izquierda.

¿Qué tan devastador fue para los Angelinos la ausencia de su mayor productor de carreras?

“Si no lo perdemos”, dijo Scioscia. “Creo que esos últimos cuatro juegos (del 2010) son significativos, seguro que sí.”

Los Angelinos terminaron la campaña con 80-82, a 10 juegos de los punteros Rangers en el Oeste de la Liga Americana.

Scioscia irá de manera lenta y cuidadosa con Morales en esta primavera, siguiendo los consejos del cuerpo médico del equipo. Sabe lo valioso que es su primera base a largo plazo y no hará nada que ponga en juego la recuperación del toletero.

“Estamos cómodos con la idea de que va a estar al 100% para el inicio de la temporada”, dijo un Scioscia optimista. “Estamos aguantándolo en cuanto a jugar defensa porque no hay necesidad de eso ahora. Pero no hay límites para que batee de ningún lado del plato.

“No es como si hubiera perdido dos temporadas”, continuó el capataz. “Si te pierdes la temporada baja y, un total de siete meses, no creo que sea tanta la diferencia. No pierdes la habilidad de alcanzar una recta (con el bate).”

Morales, quien firmó un contrato de un año y US$2.975 millones para el 2011, podría ganarse un bono de US$50,000 si alcanza las 550 apariciones en el plato.

Scioscia pretende que Morales alcance ese incentivo y mucho más.

Antes de comenzar a volver a correr, Morales realizaba una terapia física seis veces a la semana y entrenaba en una piscina. Dijo que ha aumentado de 10 a 15 libras, pero que rebajará una vez empiece a correr a toda marcha.

“Definitivamente quiero empezar, pero tampoco puedo volverme loco”, dijo Morales acerca del ritmo de su recuperación. “Sé que tuve una lesión muy difícil. Tengo que seguir todos los pasos.”

Fuente: mlb

~ by eneascod on 15 February, 2011.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

 
%d bloggers like this: