Abreu persigue inédito título para Cienfuegos.

El toletero José Dariel Abreu persigue un inédito título de bateo para el béisbol de la central provincia de Cienfuegos en el 50 Campeonato cubano.

Disputadas las primeras 39 jornadas del clásico nacional, el inicialista y mundialista Abreu encabeza a los bateadores con 442 de average, secundado por el granmense Urmaris Guerra (405) y el industrialista Juan Carlos Torriente (382).

En la historia de los torneos cubanos, inaugurados el 14 de enero de 1962, nunca un beisbolista nacido en Cienfuegos lideró este departamento, pese a contar con bateadores de buen tacto como los ya retirados Remberto Rosell, Héctor Olivera (padre) y Antonio Muñoz.

Sin embargo, en las desaparecidas Series Selectivas, que reunía a los mejores peloteros de la isla, Olivera sí comandó el apartado, con 459, en la sexta edición de ese certamen elite.

No fue hasta 1997, en la tercera versión de la Copa Revolución que el capitalino Javier Méndez quebró la marca de Olivera, con 462.

Abreu también encabeza los departamentos de jonrones e impulsadas de la llamada Serie de Oro del béisbol cubano, con 16 y 47, respectivamente.

De mantener ese paso, el espigado y fornido primera base cienfueguero podría conquistar la triple corona, otorgada al puntero de average, empujadas y cuadrangulares.

Sólo dos extraclases como el santiaguero Orestes Kindelán y el pinareño Omar Linares ganaron el galardón en 50 ediciones de los torneos cubanos.

Kindelán lo hizo en la temporada de 1988-1989, cuando promedió 402, pegó 24 vuelacercas y trajó para el plato 58 carreras. Además de ser el primero en carreras anotadas (57) y bases por bolas (49).

El cuarto bate santiaguero realizó su proeza en la Liga oriental porque en la zona occidental hubo otros líderes.

Por su parte, Linares encabezó esos mismos cinco departamentos en la Selectiva de 1992, con 398 de average, 23 jonrones, 58 remolcadas, 65 anotadas y 56 boletos recibidos.

En cuanto a los cuadrangulares e impulsadas sólo dos cienfuegueros conquistaron esos departamentos en los Campeonatos cubanos, los astros Muñoz y Pedro José Rodríguez.

Muñoz lo alcanzó con Azucareros en las series de 1973-1974 y 1975-1976, con 13 y 19 bambinazos, por ese orden.

También Muñoz comandó a los jonroneros seis veces en siete Selectivas, siempre con la camiseta de Las Villas, con destaque para las 25 pelotas sacadas de los parques en 1979.

Mientras, Rodríguez también comenzó con Azucareros, en la nacional de 1976-1977, con nueve. Luego repitió en las tres temporadas siguientes, pero ya con el equipo de Cienfuegos. En 1979-1979 compartió el liderazgo con el pinareño Luis Giraldo Casanova, con 18.

En Selectivas, “Cheíto”, como se le conoce a Rodríguez, fue puntero dos veces en 1977 y 1978.

Por último, en carreras impulsadas Muñoz fue puntero de las carreras impulsadas en seis oportunidades, entre series nacionales y selectivas, y “Cheíto” lo hizo en siete ocasiones.

Fuente: cubanplay

~ by eneascod on 21 January, 2011.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

 
%d bloggers like this: