Cuba gana segundo por igual marcador.

En un partido atípico ante un rival de poca exigencia, la selección nacional de Cuba obtuvo su segundo triunfo en el torneo Pre-Mundial de béisbol que se celebra en varias ciudades de Puerto Rico, al vencer con marcador de 9-1 a Argentina, dentro del tercer día de competencia del Grupo B del torneo.

Lo que parecía un fácil triunfo para el elenco antillano – e incluso donde muchos pensaron hasta en una rápida victoria por la via del nocao – se volvió un juego cerrado en los dos primeros tercios del mismo, después de una aceptable actuación del lanzador abridor y perdedor argentino Ernesto Comoglio (0-1), y del primer relevista Ezequiel Cufré.

Comoglio lanzó un total de cinco entradas en donde aceptó 9 indiscutibles para 4 carreras limpias mientras ponchaba a tres y concedía dos boletos, pero sin más alta no resultó la cifra de carreras permitidas pro el derecho, se debió a su constante dominio en los momentos esenciales del juego, sobre todo en la segunda y cuarta entradas cuando Cuba llenó las bases y no pudo materializar más anotaciones.

En total tres veces llenaron las almohadillas los cubanos sin poder batear con oportunidad, y esta resultó una de las causas que el partido no terminara mucho antes, al fallar continuamente la ofensiva antillana.

En la parte baja de la segunda entrada, cuando Cuba anotó su primera carrera por intermedio de un error de la defensa rival sobre batazo de Cepeda que le permitió llegar a segunda y sencillo de La Rosa al centro, Borroto entró en circulación por sencillo y Olivera por boleto, solo para que Michel Enríquez, en elevado al primera base, dejara a los tres hombres esperando remolque.

La escena se repitiría en la cuarta, cuando Cepeda falló en “foul fly” al tercera base y Enríquez, Gourriel y Despaigne quedaron anclados en bases. Por último, en la sexta, Malleta disparó un buen batazo al jardín derecho, pero fue fildeado elegantemente por Rolando Arnedo, para que Despaigne, Cepeda y Céspedes permanecieran congelados en las almohadilassin poder anotar…una vez más.

Sin embargo, esta vez sería la cuarta la vencida.

Con Cuba ganando 5-1 en la parte baja de la octava, el mismo Malleta llegó al “home plate” con ya Enríquez, Cepeda y Bell en circulación, para asi largar cuadrangular por el jardín derecho que trajo cuatro carreras para el plato y le dio a Cuba la ventaja final de 9-1.

Anteriormente ya Cuba había anotado sus “pocas” carreras a cuenta gotas. Después de la segunda entrada, en la tercera otra llegó por el primer cuadrangular de Alfredo Despaigne en el torneo, mientras en la cuarta otras dos llegaron en las piernas de La Rosa – bateó de 5-2 – y Olivera para el 4-0. En la sexta sería Michel quien anotaría en sencillo impulsor de Despaigne – bateó de 4-2 con dos para la goma – hasta las cuatro de la octava que pusieron fin a la, hasta ese momento merecida celebración argentina en el banco.

Pero si la ofensiva hizo su parte tarde o temprano en el juego, lo que no dejó de lucir en toda la noche fue el pitcheo cubano que nuevamente y sin importar el rival, volvió a dejar sin carreras limpias a sus oponentes.

El joven derecho Miguel Alfredo González (1-0) resultó el encargado de abrir y mejor no lo pudo hacer durante sus siete entradas de labor. En ese period, González propinó un total de 9 ponches y permitió solo 3 indiscutibles – mayormente con lanzamientos en recta – para sin boletos ejercer casi un dominio completo sobre la ofensiva rival.

Posteriormente llegarían el zurdo Norberto González y el derecho Pedro L. Lazo, y ambos, con algunas escaramuzas ante un rival no exigente, mantuvieron el marcador para la segunda victoria de Cuba.

Precisamente ante el zurdo Norberto, Argentina materializó su primera anotación de este torneo, colocar dos hombres en circulación por error en tiro a primera del receptor La Rosa sobre batazo del torpedero Solari y boleto al receptor Martín, para después del sacrificio del jardinero central García, el primer bate Sansó le roleteara movido por la posición de la tercera, permitiendo la entrada de Solari desde esa base.

Lazo, por su parte, trabajó la novena concediendo un boleto y permitiendo el cuarto sencillo de los sudamericanos en el partido, para aún así cerrar el Segundo triunfo de Cuba en dos salidas al terreno.

Ofensivamente Cuba disparó 13 indiscutibles y destacaron los dos cuadrangulares en el juego, los primeros que conecta el elenco en este torneo, además del par de dobles salidos de los bates de Abreu y Gourriel.

Ahora los nacionales esperan al rival de este lunes, Nicaragüa, con quien se verán las caras desde las 7:30 de la noche en el estadio Roberto Clemente de Carolina.

El manager Eduardo Martín ya ha anunciado al derecho Freddy Asiel Alvarez para trabajar frente a los Nicas, mientras se desconoce quién lanzará por la tropa pinolera.

Fuente: baseballdecuba

~ by eneascod on 4 October, 2010.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

 
%d bloggers like this: