Holanda propina contundente KO de 10-0 a Cuba.

La selección cubana de béisbol que toma parte en la XXV Semana de Béisbol de Haarlem en Holanda, sufrió un rotundo revés ante su similar de Holanda, esta vez por la vía del nocao beisbolero y con marcador de 10-0 en solo siete entradas, para de este modo descender hasta la segunda posición del conocido torneo europeo, que dejó como único conjunto invicto a su verdugo de la jornada.

El equipo cubano, una combinación de jóvenes figuras con otras establecidas y que había lucido ajustado ofensivamente hasta el día de hoy, se vió completamente “pálido” ante el abridor holandés, el derecho Leon Boyd (1-0), ganador del partido con su trabajo de 5 entradas completas en las cuales solo concedió 3 indiscutibles sin carreras, con dos ponches y un boleto, para así Cuba encajar un duro revés que los coloca en una situación bastante crítica en aras de conquistar el título del torneo que les resulta esquivo desde hace 12 años.

Boyd, un derecho que el pasado mes de marzo fue dejado libre por su equipo de Ligas Menores, Toronto Blue Jays, trabajó de manera acertada sobre la tanda cubana, casi de la misma forma que cuando dominó de arriba a abajo en rol de relevo a la selección de República Dominicana en el pasado II Clásico Mundial de Béisbol del 2009.

Para secundar la labor del joven de 26 años – nacido en Canadá pero nacionalizado holandés como nos señalaba nuestro corresponsal Peter Bjarkman en directo desde Haarlem durante su transmisión en vivo del juego – llegaron los relevistas Michiel Van Kampen y Arshwin Asjes, quienes completaron las dos restantes entradas sin ninguna dificultad, permitiendo a la tropa naranja obtener un celebrado y merecido triunfo ante Cuba.

Pero si satisfactoria resultó la labor de los lanzadores holandeses, de pésima se puede considerar la de sus similares cubanos, quienes en ningún momento – sobre todo en las primeras cuatro entradas del juego – pudieron dominar a la batería rival.

El veterano abridor derecho Ciro Silvino Licea (0-1), se vió errático en su accionar en el box desde el mismo inicio del juego y cuando la primera entrada había concluído, ya tres indiscutibles naranjas – con doble incluído – y un pelotazo, habían dado ventaja de 3-0 a los holandeses.

Pero en la segunda siguió la fiesta y otro racimo de tres ante Licea y el primer relevista, el derecho Yoelkis Cruz, colocó el partido 6-0 en contra de Cuba. En esa entrada desde un boleto, un pelotazo y un error del mismo Licea, provocaron las carreras naranjas, todo combinado con tres indiscutibles de la peligrosa tanda europea.

El relevista Cruz, que pudo haber frenado “el salidero” de Cuba, no actuó como el mentor Mesa esperaba en su labor y en la tercera y cuarta entradas permitió dos carreras en cada una de ellas para sellar las diez anotaciones que dieron el triunfo final a los holandeses.

En definitiva el derecho permitió 7 hits con 4 carreras – 3 limpias – en solo 4 2/3 de trabajo mientras ponchaba a 4, concedía 2 boletos con además dos inexplicables balks.

Por su parte, Licea fue toda una sombra de aquel lanzador que vimos realizar una gran faena años atrás en tierras holandesas durante el Torneo de Rotterdam del 2007 y en donde fue uno de los mejores lanzadores por Cuba con balance de 1-0 y un ínfimo 0.96 de PCL. Esta vez el derecho, en su primera salida en el torneo, cargó con 6 limpias en 1 1/3 de innings, mientras concedía 5 imparables con un boleto y un solitario ponche propinado. Para Licea este constituye su segundo revés importante en eventos internacionales con la franela de Cuba y además en juegos donde el equipo nacional – y él – lucen de manera desastrosa. En 1997 durante la final de la XXII Copa Intercontinental en Barcelona, España, Cuba cayó con marcador de 11-3 ante Japón, en partido donde Licea se encargó de abrir.

A nivel de selecciones nacionales esta derrota consituye la segunda vez en los últimos 4 años que una selección nacional cubana de mayors – sin importar la clase – cae por la vía del nocao beisbolero en un torneo internacional. La anterior resultó en el 2006 durante el I Clásico Mundial de Béisbol, en donde Puerto Rico jugando en San Juan, venció a Cuba en la primera ronda con marcador de 12-1.

El revés de los nacionales coloca al equipo en una situación delicada, conociendo que para aspirar al título del torneo Cuba deberá al menos ganar todos los restantes juegos del calendario, y esperar por una derrota holandesa ante otro rival o de lo contrario vencer a estos el venidero domingo por no menos 10 carreras de diferencia y por supuesto sin ellos permitir alguna, una tarea nada fácil.

Para el miércoles

En la jornada del miércoles Cuba enfrenta en el inicio de la segunda vuelta a la selección de Japón en partido que dará inicio a las 8:00 am y en donde se espera la presencia del derecho Freddy Asiel Alvarez.

Fuente: baseballdecuba (Ray Otero)

~ by eneascod on 14 July, 2010.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

 
%d bloggers like this: