Despaigne: fabulosa temporada.

Temporada beisbolera ofensiva en grado superlativo, con casi 1 500 jonrones conectados, por solo mencionar uno de los parámetros superados en esa área. Así fue la XLIX Serie Nacional. Y era de esperar un rendimiento por encima de lo habitual de más de un bateador.

Hubo muchos destacados. Uno en particular descolló, de tal forma que, quizás —habría que revisar cuidadosamente las estadísticas— haya legado a los libros la mejor temporada ofensiva de un jugador en la historia de nuestro clásico nacional: Alfredo Despaigne.

No recuerdo nada comparable con lo realizado por el santiaguero-granmense de 23 años de edad y seis de experiencia en el béisbol cubano de más alto nivel. Ganar el título de bateo con promedio superior a los 400 y el liderato de jonrones con 31 constituye una hazaña, independientemente del nivel de pitcheo.

No solo eso. El fornido jardinero terminó primero en dobletes, 37, empatando la marca en poder del pinero Michel Enríquez, y fue también líder en total de bases recorridas con sus batazos, 258, con 128 jits, de ellos 60 sencillos y 68 extrabases, una demostración de poder como pocas.

Se acepta que un jonronero, por realizar un swing de mayor amplitud, se ponche con frecuencia. No fue el caso de Despaigne a quien retiraron por la vía de los strikes en 34 ocasiones, es decir, solo tres veces más que los cuadrangulares conectados, algo poco usual en cualquier béisbol del mundo. Añádale las 40 bases por bolas recibidas y ya no quedarán dudas: estamos en presencia de un bateador extraclase.

Al final de la Serie aumentó 33 puntos a su slugging y ascendió al segundo lugar histórico; desplazando a otro fenómeno del bateo, Orestes Kindelán; convirtiéndose en el tercer miembro del exclusivo Club de los 600 al cual pudiera entrar el próximo año el antesalista espirituano Yulieski Gourriel, a dos puntos de la marca.

Un comentario al margen. La tabla de los 10 primeros en slugging sufrió apreciables cambios de un año a otro. Fueron desplazados a los lugares 11 y 12 dos de los máximos jonroneros cubanos: Pedro José Rodríguez y Romelio Martínez, con 545, mientras el tunero Joan Carlos Pedroso —aspirante de fuerza a otro club exclusivo, el de los 300 cuadrangulares—, y el granmense Yoennis Céspedes, ascendieron a los puestos seis y siete, respectivamente, en tanto otro joven, el santiaguero Alexei Bell, llegó por primera vez al grupo.

Los tres son representantes de una nueva generación de peloteros de la cual Alfredo Despaigne es ahora máximo exponente, y de conjunto aseguran que la calidad del béisbol cubano se mantiene y pudiera ascender con un mejor trabajo.

Por: Sigfredo Barros.

Los diez primeros.

LOS DIEZ PRIMEROS
(actualizado hasta los play off de la 49 Serie)
VB 1B 2B 3B HRS TB SLU
Omar Linares 5962 1410 327 54 404 3842 644
Alfredo Despaigne 2047 401 159 18 131 1297 634
Orestes Kindelán 6488 1177 330 36 487 3893 600
Yulieski Gourriel 3375 686 207 54 189 2019 598
Luis G. Casanova 5288 1064 288 41 312 3011 569
Joan Carlos Pedroso 3809 742 199 17 241 2155 566
Yoennis Céspedes 2551 746 149 25 142 1416 555
Alexei Bell 2362 469 145 30 115 1312 555
Lázaro Junco 5780 932 277 27 405 3187 551
Michel Enríquez 4040 1011 316 17 129 2210 547

~ by eneascod on 21 April, 2010.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

 
%d bloggers like this: