El ideal olímpico.

El ideal olímpico nos transporta a una realidad en la que las diferencias ideológicas, religiosas, étnicas o geográficas carecen de sentido, donde se exalta por sobre todas las cosas la dedicación y el talento de los atletas que digna y orgullosamente representan a sus naciones. Ese es el ideal del que tanto se llenan la boca nuestros dirigentes deportivos y algún que otro guatacón a la hora de elaborar discursitos trillados que ya suenan a piltrafa y palabrería automatizada carente de sustancia y sentido común. Y es que si, ciertamente concuerdo con el ideal olímpico, con la postura de mantener deporte e ideología separados, pues cada sujeto es diferente al otro y precisamente en el respeto a las ideas ajenas es que demostramos nuestra capacidad para ser democráticos y no autoritarios o tiranos; pero…¿realmente secundan los hechos a las palabras vacías de nuestros palabreros? por supuesto que no, todos sabemos que hasta la fecha ha resultado imposible para nuestra cúpula deportiva desligar los aspectos ideológicos al deporte, el cual se ve no como lo que es, sino como una especie de campo medieval donde se libran eternas batallas; pues la verdad que ya nos parecemos al desquiciado Quijote, porque no hacemos más que pelear contra molinos y aun así, nuestros rivales nos dan una paliza.

Amor por la patria y la camiseta, orgullo de nuestras victorias frente a la adversidad o cruentos partidos ante los mas alabados y poderosos equipos no significa un inevitable choque de ideas o posturas políticas. Un equipo no es un ente indivisible y perfecto, un equipo es un conjunto de hombres, hombres diferentes, con ideas diferentes, gustos y opiniones diferentes…con vidas diferentes; un conjunto de hombres que a pesar de sus divergencias individuales han tenido la suficiente humanidad y orgullo deportivo para en nombre del beisbol y la patria que anhelan representar, poner sobre el terreno todo lo que son y lo que tienen, tanto igualdades como diferencias, individualidades como trabajo de equipo y de tal forma luchar juntos por un mismo y único ideal: la victoria. Pero la victoria deportiva, esa que surge de la calidad de nuestros atletas y de nuestra tradición, de la entrega de nuestra gente y de la competitividad de los “profesionales” no la que para un puñado simbolice alguna quimera, pues esos, esos no aman el deporte, esos son egoístas y en pro de la imposición de sus ideas no hacen otra cosa que matar el ideal olímpico.

Ahora, ¿cómo es nuestro equipo? hablamos mucho de team work pero el aspecto psicológico es indivisible de este. ¿Cómo son las relaciones, la jerarquía, los roles y los limites dentro de nuestro equipo de beisbol? ¿Quien realmente dirige y porque? ¿Por qué somos testigos de directores clones selección tras selección? no puede ser que todos nuestros estrategas deportivos tengan exactamente la misma filosofía y tomen las mismas decisiones. ¿Que tanto influyen las corrientes ideológicas y los choques de ideas entre los jugadores y entre el mismo cuerpo técnico? ¿Y debiera incluir acaso el equipo médico? que se yo, yo soy un simple aficionado que no hace más que especular y sacar inferencias que quizás carezcan de sentido. Simplemente soy de la opinión que ya es hora en que dejemos de lado todas las cosas que pudieran traer discordancia con el deporte porque cuando se adiciona el ingrediente política, inevitablemente las prioridades cambian y se deja de lado al instante algo fundamental para el desarrollo: Profesionalismo (en el sentido de tener de encargados a los idóneos para el puesto, no a aquellos que puedan velar mas por intereses ajenos a lo esencial: el deporte) Solo entonces podremos tomar las decisiones correctas (no sin margen de error) y rectificar con sabiduría y no con soberbia pues lo que está en juego es nuestro crecimiento deportivo no el orgullo político de un sistema que por definición propia nunca dará el brazo a torcer. Como Ud. le llame a esto yo no sé ni me interesa, yo vine aquí a hablar de beisbol, el resto haga lo mismo.

Escrito por: Alfredo Vázquez.

~ by eneascod on 24 March, 2010.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

 
%d bloggers like this: