¿Desmotivación? Pues lógico.

Hace poco leí un comentario donde se hacía referencia a la apatía y falta de interés por la reanudación de la actual serie nacional. Es totalmente cierto, con la puesta en marcha de la campaña 49  veo los estadios vacios, sin vida, la poca efervescencia callejera tan característica del fanático cubano desaparecida como por arte de magia, incluso hasta los mismos jugadores los noto con una actitud diferente, más fríos, desmotivados, de cierta forma apagándose paulatinamente.

Amigos, esta tal vez sea mi percepción y pueda calificarse de subjetiva o debatible por cualquiera que piense diferente, pero parece que nuestro beisbol está atravesando inevitablemente un decadente sendero que desde hace ya rato podía a lo lejos divisarse. Cierto es que la inclinación del mismo ha sido ligera y poco perceptible para nosotros los fanáticos cubanos, quienes en todo momento nos negamos a definir nuestra realidad actual como decadente.

Perdimos el mundial y muchos rechazábamos la idea de estar cediendo terreno a nuestros rivales y alejándonos cada vez mas de la gloria obtenida antaño, luego caímos en las olimpiadas y se lo adjudicamos a muchos factores, principalmente la escogencia de los jugadores por nuestros directivos y las decisiones mal llevadas que empañaron aun mas nuestra capacidad autocritica. Después llego el clásico donde tras vencer las interrogantes iníciales y llenarnos como es lógico de ínfulas laureadas hicimos un papelazo mayúsculo frente a uno de nuestros más clásicos rivales: los japoneses. Esta vez pudimos apreciar los de nuestra generación, algo sin precedentes: Cuba no había sido capaz de pasar a semifinales en un torneo internacional, algo no suscitado desde hacía más de medio siglo y como si fuera poca la humillación, nos colgaban 18 ceros, tal si estuvieran jugando los nipones contra un equipo de ancianos de Luyano. Escusas llovieron: que si matzusaka, que si el foro sol, que si Higinio, etc, etc, pero la realidad fue una, dura e incuestionable pero una.

Yo no soy hombre que se deje llevar por las estadísticas de una forma fría e intransigente como muchos veo por ahí, pero al presente los resultados son abrumadores y le saltan a la cara a cualquiera con una interrogante que parece casi certeza: ¿El beisbol en Cuba está en decadencia? Todo suele indicar que sí. No digo yo que nuestros muchachos no tengan calidad o que no haya equipos en la isla con potencialidades suficientes para encarar al más pinto o ganar la serie del Caribe si quieren. Claro que los hay, en Cuba tenemos peloteros de verdad, tenemos amor por la pelota (aunque veas los estadios vacios no lo dudes). El problema está en la mafia deportiva que corrompe nuestro desarrollo y hace mas difícil el alcanzar los logros a los que estamos acostumbrados (bastante hacemos al presente con la de obstáculos que tenemos que tragarnos, eso es reflejo de nuestra grandeza) ¿cuáles son esos obstáculos? muchos, pero yo les mencionare unos cuantos y ustedes completen la lista:

Estamos mellando despiadadamente la integridad psicológica de nuestros atletas desde diferentes flancos: no se les reconocen los meritos alcanzados y por ende no se les retribuye en lo más mínimo, al contrario, se les desmerita por el simple hecho de resaltar a otros que a todas luces son inmerecedores de dicho reconocimiento (al menos deportivo), esto desmotiva de sobremanera, se dan favoritismos dentro del equipo por el simple hecho de ser “hijo de”, se dejan en manos de los menos capacitados, deportivamente hablando, las decisiones más importantes que debe afrontar un verdadero y profesional plantel directivo, se encubren nuestros errores y no se da cabida a una crítica constructiva que redunde en nuestro propio crecimiento, no tenemos la posibilidad de aprender de nuestros errores porque supuestamente jamás perdemos por estos sino por la superioridad lógica de nuestros viciados “enemigos” o por el grupo que nos toque jugar (¡¡¡cuando coño cuba a temblado por el hecho de caer en un grupo u otro!!!), así no reconocemos nuestros defectos, lejos de eso no enfocamos en inventárselos a nuestros rivales en pro de una escusa que lo único que causa es indignación, o en el mejor de los casos risa. Por otro lado, jamás se nos dan explicaciones sobre los fracasos ni se proponen metas de cambio en base a nuestros puntos débiles o nuestras fortalezas.

Señores el cubano ya está cansado, lleva años nadando en estas aguas y aburrido de recargarse con esperanzas que hasta la fecha han rayado en el fanatismo puesto que el desengaño parece no separarse de ellas. Nuestra serie es un circo, ya no represente lo que años atrás, ya no es la arena de gladiadores que lo daban todo por obtener el preciado honor de vestir nuestra camiseta, ahora al margen del equipo Cuba (que ya se sabe de antemano) se juega una suerte de circus populis. Al terminar el clásico y con el dolor de mi alma tomé la dura decisión de no ver un partido más de beisbol cubano hasta que en algo cambie nuestra infraestructura deportiva. Es simple sentido común: ¿para que esforzarse si el resultado va a ser el mismo?, y esto lo amplio también a los directores que no escapan a lo antes mencionado. El hecho es que nuestro beisbol se está convirtiendo en un evento vacio y carente de propósito e inevitablemente nuestros jugadores lo saben, lo saben y mejor que nosotros, ¿Cómo creen que esto los afecte? En la respuesta a esta pregunta tenemos las causas de nuestros desaciertos internacionales de los últimos años.

Por encima de lo antes escrito, hay una interrogante que me atormenta más que cualquiera de mis desprendientes dudad sobre el tema: ¿será que realmente piensan que el pueblo posee tamaño grado de ignorancia? porque yo no puedo creer que lo hacen por convicción propia, eso sería psicosis o masoquismo, en una definición más burlesca.

Escrito por: Alfredo Vázquez

~ by eneascod on 24 March, 2010.

2 Responses to “¿Desmotivación? Pues lógico.”

  1. SI EL BEISBOLL CUBANO ESTA EN DECADENCIOA POR QUE TANTO PELOTEROS JOVENES QUE LA ABANDONAN HOY OCUPAN ESPACIOS EN TODAS LAS LIGAS DEL MUNDO , BASTA DE RACHAZAR SU PAIS POR UNOS REALES , EL VINO PROPIO ES SU VINO AUNQUE SEA AMARGO ARODIS CHADMAN FUE FIRMADO POR 40 MILLONES CREO

  2. Si has leído con detenimiento mis artículos te darás cuenta que nunca el mensaje es demeritorio para nuestros atletas o nuestra capacidad deportiva, realzo nuestro beisbol y lo creo como un aspecto indivisible de nuestra idiosincrasia, por ende me siento orgulloso del talento casi innato que poseemos los cubanos para el deporte de las bolas y los strikes.
    Mi escrito va enfocado a la pésima e hipócrita infraestructura deportiva que rige nuestro calendario beisbolero y la carrera de nuestros atletas. Es precisamente porque considero lo nuestro con un nivel de calidad superlativo que me parece un abuso el trato y la discriminación que sufren los atletas en Cuba. Como tú mismo dices Chapman está ganando 30 millones mientras Despaigne se tiene que preocupar por contrabandear carne de soya para que su familia coma.
    Los puestos del equipo Cuba los ocupan jugadores que cumplen bajo cierto perfil completamente ajeno al deporte, como si no fuera poco la falta de remuneración del atleta también se tienen que aguantar que otros menos capaces que ellos ocupen un puesto en el equipo nacional, a fin de cuentas único reconocimiento al que aspiran.
    Cuando digo que el beisbol cubano está en decadencia no hablo de las potencialidades de nuestros peloteros, lejos estoy de eso. Me refiero a la mezcolanza político – deportiva que tiene nuestro sistema deportivo al borde del colapso. Jugamos en campos cada vez más deteriorados, en horarios absurdos, sin iluminación adecuada, con las infraestructuras cayéndose a pedazos (el latino con huecos en el techo), los deportistas sin la remuneración o el reconocimiento mínimo que merecen.
    Los atletas no son esclavos ni pertenecen a nadie, tienen total libertad de decidir sobre sus carreras y su futuro, no por eso dejan de ser cubanos, no por eso es justo borrar cuanta huella han dejado en nuestros campeonatos nacionales ni vedarlos de por vida cual criminales. Es por eso que no descansare en denunciar el absurdo e injusto trato del que son víctimas nuestros peloteros y la desmotivación que por ende han de experimentar.
    Espero hayas comprendido la esencia de mis palabras, igual eres libre de expresar tu opinión y serás siempre bienvenido en esta página.
    Saludos.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

 
%d bloggers like this: